miércoles, 9 de agosto de 2017

                   JORGE ASÍS, EL INTELECTUAL DE LOS SOLAPEROS   

   
     Jorge Asís-el “turco” que vivió en carne propia la prepotencia de la superioridad (diría Roberto Arlt) de “Clarín-reúne un par de condiciones que lo hacen atractivo para aquellos que lo más complejo que leyeron en su vida fue la revista “Billiken”: tiene una gola sacudida por el faso que genera efecto de profundidad aunque diga una macana. Y habla mejor de lo que escribe. Ideal para los tipos que conocen a los escritores, precisamente, más por lo que dicen ellos o dicen de ellos que por haberlos leído.

     Defendía y defendió a Menem y bancó el indulto a los genocidas. Polemizó con muchos 4 de copas pero también con algún 7 de bastos. Se adelantó-mediáticamente-al fenómeno del saqueo del estado que perpetró el kirchnerismo, aunque no había que ser un gran intuitivo ni tener información clasificada para eso. Bastaba con conocer un poco de lo que “Bonnie and Clyde” habían hecho en Santa Cruz. Sí fue valiente hablar de eso cuando casi nadie lo hablaba y Néstor era, a la vista de la clase media ávida de orden, Robert Redford. Pero tampoco tenía nada que perder. ¿Qué le iba a pasar? ¿Qué “Clarín” lo censurara sobre la censura que ya le había estampado?

     Oírlo hablar con Alejandro Fantino en “Animales sueltos” siempre es una buena opción cuando “HBO” o “HBO Plus” no dan ningún filme interesante. Asís hace de cada cosa de la realidad una novela. Bienvenida sea la ficción. .El problema es que algunos se lo toman en serio.

     En tiempos de pereza mental y donde la gente no quiere leer sino que quiere “haber leído”-como acertó Alejandro Dolina-, Asís regala media horita de cultura para solaperos. Esos cuya profundidad no pasa de la tapa y la solapa de los libros.

     Jorge Asís es un tipo entretenido. Un “intelectual” ideal para estos tiempos en los que las personas buscan entretenerse todo el día y a la noche, cuando se van a dormir, seguir entretenidos..

     Escuchar a Asís antes de irse a dormir un miércoles a la noche, es una bienvenida nueva costumbre de unos cuántos argentinos. Ellos y el “turco” viajan juntos a esa puerta que es la tapa de los libros. Y él los invita a pasar. Sabiendo que nadie de su público va a entrar…
     

jueves, 27 de julio de 2017

               SIMPATÍA POR EL DEMONIO




     ¿Qué más precisan algunos para convencerse?  Nos lo avisó hace casi cinco siglos un ser muy lúcido llamado Étienne de La Boétie. En su célebre “Discurso sobre la servidumbre voluntaria”, sostuvo que “El poder no crea la obediencia. Es la obediencia la que crea el Poder”.

     Una parte numerosa de argentinos creó a una figura como Cristina Kirchner. Ellos la hicieron a ella, no al revés. Una parte sustantiva de misioneros creo a un tipo de líder como Carlos Rovira. Ellos lo hicieron a él, no al revés.

     La demagogia se entronizó y eso es una mala noticia. Porque impide asumir que un sector para nada minúsculo de nuestra sociedad está podrido. Pero podrido de putrefacto. En la época de nuestros abuelos y nuestros padres pocas cosas daban tanta vergüenza como robar. Ahora, eso de que robar está muy mal, lo tenés que explicar.

     Basta mirar un poco de televisión, escuchar algo de radio, leer “opiniones” al pie de algún artículo en un medio digital o en las redes sociales para sentirse apabullado por la catarata de personajes que “justifican” la corrupción obvia de los líderes que apoyan con la de los otros que detestan. Así, un kirchnerista acosado por las escenas decadentes a la décima potencia de un señor encargado de la obra pública tirando bolsos con nuestra plata a la madrugada en un convento, responde con “Panamá Papers”. Como si la corrupción de los propios se pudiera dispensar con la de otros. Te están diciendo; “sí, ya sé que robaron. Pero no son los únicos, eh” (?).

     Tremenda incapacidad social para ligar la corrupción de estado con el pan que luego falta en muchas mesas. Son los que creen que la plata del estado, la pone Dios.

     De norte a sur y de este a oeste del país, mafiosos que además de mentir, robar, corromper y patotear, que no tienen nada para mostrar en materia de gestión, son reelectos en sus cargos una y otra vez con argumentos de una pobreza intelectual alarmante.

     ¿Hacer un país mejor con gente a la que el tema de que un señor o una señora se hagan millonarios en el estado no le importa?

     Dante Alighieri imaginó al infierno como un lugar que en la entrada advertía: “ ¡Oh vosotros los que entráis, abandonad toda esperanza!”
    
     ¿Habrá que advertirles lo mismo a quiénes entren a la Argentina?



sábado, 22 de julio de 2017

           CARLOS FERNÁNDEZ: 

              UN BUEN AMO

      



     Bien clarito habló Marco Tulio Cicerón cuando afirmó que “la libertad no consiste en tener un buen amo, sino en no tenerlo”. Contemporáneo de Julio César, Cicerón conoció el aplauso, el exilio y su propia ejecución. Fue partidario del equilibrio de poderes en la Roma de los excesos, situándose tan fuera de tiempo como lo está un ciudadano en el feudo misionero de la renovación.

     Lleno, demasiado lleno está de municipios  de tierra colorada en los que sus habitantes creen haber encontrado “un buen amo”. Oberá parece haber conseguido el suyo. Se llama Carlos Fernández.

     Médico pediatra (y uno muy bueno), Fernández supo sacar ventaja política de esa condición. En los pueblos y las ciudades pequeñas el médico goza de un respeto reverencial. Por la noche obereña desfilan jeans y minifaldas llevados por chicos y chicas que él trajo al mundo. Y eso no se olvida.

     Para mayor fe, su imagen y su acción contrastan de modo contundente con la de su antecesor Ewaldo Rindfleisch, que mejoró su posición económica en el estado y pergeñó una administración hermética que puso el foco exclusivamente en los negocios. Fernández no se enriqueció con la política, es de mejor trato, más abierto y, hasta ahora, no se conocen casos de corrupción en su gobierno de diecinueve meses.

     Pero más allá de sus buenas formas y su honestidad personal, que por comparación con Rindfleisch son una bocanada de oxígeno que en la ciudad sin duda se precisaba mucho, Fernández no deja de ser un “amo”. Uno "bueno". Pero un “amo”.

     Hemos gastado teclados escribiendo para detallar los modos en el que el feudalismo se pudo entronizar  en Misiones. Pero siempre saliendo de la explicación demagógica  que postula a la sociedad como mera “víctima” de unos señores muy malos que ejercen el poder despóticamente, de manera incontrolable y sospechosa, a pesar de tener en contra a la mayoría de un pueblo que le  busca la vuelta al asunto para liberarse. ¡Qué se van a querer liberar! Nada que ver. La provincia se llenó de capangas con votos y, a lo sumo, los cambian por otro capanga.

     “El Poder no crea la obediencia. Es la obediencia la que crea el Poder”, razonó Étienne de La Boétie hace unos quinientos años. Pero podría haber razonado así no en la Francia de 1548 sino tomando un café en el Bar Español de Posadas ayer a la tarde. Su discurso sobre la “servidumbre voluntaria” describe con precisión de cirujano el mayoritario comportamiento de la sociedad misionera desde 2003. Rovira, Closs y Passalacqua son personajes que solo se han mejorado la vida a sí mismos y a sus tartufos, El resto sigue con problemas en el suministro de luz, en el de agua potable,  muchos sin siquiera cloacas, todos sin gas natural y la mayoría cobrando diez mangos. A tiempo, pero diez mangos. Sin embargo han contado y cuentan con un grado de sumisión obscena que deja en ridículo a quiénes aún no se animan a asumir en qué clase de sociedad viven y a la que le piden el voto siempre sin conquistarlo nunca.

     Es en ese contexto en el que puede haber un Rindfleisch déspota, incapaz, sanatero y atracador. Pero también un Fernández simpático, de buenos modales, sencillo y transparente. Los dos son renovadores. Los dos son lugartenientes de Rovira. Los dos bancan al espacio político que garantizó la impunidad del crimen de “Marilyn” Bárbaro. Los dos siguen sumando apoyos para el señor feudal. Los dos silencian el atropello a la justicia. Uno, Rindfleisch, saqueó Oberá. El otro, Fernández, vio  pasar las pruebas del saqueo delante de sus narices sin hacer nada. Ni ayer como concejal ni hoy como intendente.

     Misiones en el siglo XXI. Una tierra colorada que quizás se ponga de ese color de la vergüenza por el modo en que mandan los que gobiernan. Un lugar en donde la lucha por la libertad se reduce a sacarse de encima a algunos amos impresentables.


     Para reemplazarlos por otro amo.  Uno “más bueno”.

LA ETERNA “INAUGURACIÓN” DEL NUEVO
HOSPITAL SAMIC DE OBERÁ



     En el mediodía del viernes 21 de julio de 2017 el gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua, anduvo de campaña electoral por Oberá, recorriendo distintas obras públicas que están en marcha. Lo bizarro es que Passalacqua, igual que su antecesor Maurice Closs, continúa “inaugurando” el nuevo Hospital Samic. Habrá que preparar el espíritu porque la renovación ya ni siquiera necesita formular nuevas promesas para ganarse al electorado. Le alcanza con reciclar las incumplidas.


     En la recorrida por las obras, Passalacqua estuvo acompañado por el subsecretario de gobierno Ricardo Wellbach (candidato a diputado provincial), el alcalde local Carlos Fernández, el exalcalde Ewaldo Rindfleisch (Director de Arquitectura provincial), el exconcejal local Daniel Behler (también con cargo provincial), Rafael Morgenstern (Ministro de Deportes) y hasta por la obereña Rossana Venchiarutti, Ministra del Superior Tribunal de Justicia (propuesta por él para el cargo).

     La comitiva circuló por la calle Jujuy, en el que se construye el nuevo edificio municipal (sobre las ruinas del anterior, que se quemó en 2009). También por la sede del complejo polideportivo “Ian Barney”, que será remozado. Por el edificio del futuro Palacio de Justicia. Y por el nuevo Hospital Samic, que se construye enfrente del otro Samic y que hasta aquí funcionó solo como una suerte de mate-bar.

     En 2015, en la anterior campaña electoral, se anunció desde el gobierno de Maurice Closs que el hospital estaba construido en “un 80%”. En diciembre de ese año, antes de entregarle el mandato a Passalacqua, el propio Closs estuvo “inaugurando” el sector de Diagnóstico por Imágenes, el de emergencias y la guardia. Pero nunca funcionaron.

     Ahora, campaña electoral 2017, el gobernador que lo sucedió también recorre las obras del nuevo Samic, anoticiándonos que ahora tiene un “70” de avance. Ergo, en los últimos dos años se debe haber derrumbado un 10% porque en 2015 el avance era de un “80”. Además se dijo que en un mes y medio se habilitará el sector de “Emergencias”, que ya había “habilitado” Closs hace diecinueve meses.

     En 2019, próxima campaña electoral, seguiremos informando sobre el avance de las obras del nuevo Hospital Samic de Oberá. También prometemos fotos con ¿Herrera Ahuad?, “inaugurando” lo que ya inauguraron Closs y Pasalacqua.



miércoles, 19 de julio de 2017

CRIMEN DE SELENE

ABOGADO DE LOVERA: "BONDAR RECUSÓ AL TRIBUNAL PORQUE EN EL JUICIO SE DEMOSTRÓ QUE VICTORIA AGUIRRE NUNCA ESTUVO SECUESTRADA Y NO LE QUEDÓ OTRA"


     Martín Moreira, abogado de Rolando Lovera, dialogó con FM Oxígeno y Misionescuatro sobre el juicio por el crimen de Selene, la niña de dos años y cuatro meses asesinada en el verano de 2015 en Oberá y por el que su defendido y Victoria Aguirre están presos y acusados. Ambos eran pareja y convivían. Victoria era la madre biológica de Selene y Lovera era su pareja pero no el padre de la nena. Selene murió a fines de enero de 2015 producto de un fuerte traumatismo craneano que le provocó un sangrado interno y un posterior paro cardiorespiratorio del que no pudo ser salvada.

     Misionescuatro también entrevistó y reprodujo los dichos de Roberto Bondar, el abogado de Victoria Aguirre, que recusó al Tribunal que llevaba adelante el juicio que comenzó a fines de junio y se suspendió a principios de julio, por “parcialidad”.  Bondar también recusó a uno de los integrantes de otro  tribunal especial que conformó para resolver la primera recusación, por “enemistad manifiesta”.

     Estos son los dichos más sustantivos del doctor Moreira:

-A las siete y media de la tarde del miércoles 28 de enero de 2015, Victoria Aguirre llevó a Selene a la arenera en la que mi defendido trabajaba como sereno. Era habitual que fuera a verlo, se quedara y cenaran juntos. Las cámaras de seguridad de la arenera registraron perfectamente la hora en que Victoria llegó con la nena, que estaba erguida. También está filmado el lugar, un garaje que se observa desde afuera de la arenera, ubicada en una avenida de Oberá. Y también se registró cuando ambos salen con Selene a las cinco de la mañana. Lovera la saca envuelta en una frazada”

-“Cuando salieron del garaje-a las cinco- fueron a la casa que compartían en la calle Erasmie. Victoria se iba a dormir y Lovera fue a buscar unas llaves y debía volver al trabajo. Ella fue en remís y él en moto. Victoria entró con la nena a la casa y mientras Lovera estaba pagando el remís, Victoria declara que observó que la nena estaba como muerta. Ahí salen en moto rumbo al Hospital Samic”,

-“Mi defendido dice que le consta que a las dos de la madrugada Selene estaba con vida. Después, como estaba trabajando, no volvió a ver a la nena hasta el momento en que salieron corriendo para el hospital. Victoria dice que a las cuatro de la madrugada Selene estaba con vida y que, incluso, la sentía caliente cuando iba en el remís hacia la casa”

-“Victoria le dijo a los médicos del Samic (la doctora Godoy y el doctor Centurión) que la nena había muerto porque convulsionaba. Los médicos observaron que Selene tenía golpes e incluso dos manchitas de sangre. Victoria dijo que la nena no tenía golpes. Fue por esa grave contradicción que se llamó a la Policía y Victoria quedó detenida”

-“Lovera quedó detenido al mediodía de ese mismo jueves, cuando junto a su hermano fue a la comisaría y se entregó voluntariamente. En ningún momento estuvo prófugo”

-“En el juicio los médicos desmintieron categóricamente la historia de que Victoria y la nena estuvieran secuestradas por Lovera. Hay montones de testigos que pueden corroborarlo y, de hecho, lo estaban corroborando en el juicio”.

-“En el hospital, como causa de muerte, señalaron que Selene tenía “múltiples traumatismos”. Algunos de vieja data y algunos recientes”

-“La autopsia a Selene determinó la causa de la muerte pero no la hora de la muerte”.

-“Mi cliente se sometió al exámen mental obligatorio  que ordenó la Justicia. Victoria se negó. ¿Por qué se negó?”

-“El abogado Bondar le hizo hacer una pericia psicológica a Victoria por su cuenta. Se la hizo el doctor Oscar Krimer. Pero no se pidió la incorporación por lectura. Por eso no fue incorporada al juicio. Venía viciada desde la etapa de Instrucción. Por otro lado, otros profesionales de la salud mental señalaron que el doctor Krimer entrevistó una sola vez a Victoria y eso es insuficiente para realizar un exámen profundo de su salud mental”·

-“Victoria Aguirre dijo que Lovera le pegaba. Sin embargo, los médicos que la examinaron no le encontraron huella alguna de lesiones de ningún tipo”

-“Conozco a los jueces y a la fiscal. Pero en el ambiente del Derecho, en Oberá, es imposible no conocerse. Eso no quiere decir que tenga amistad íntima con todos”.

-“Lovera no tiene antecedentes penales ni de violencia de género. Fue acusado de robo y sobreseído. Es más, hay tres exparejas de mi defendido que van a declarar como testigos a favor de él”

-“En los medios hay mucha gente opinando sobre Derecho Penal sin saber absolutamente nada”

-“Hay cámaras que filmaron. Hay testigos dispuestos a hablar. Hay médicos que desmintieron lo que se da por cierto en algunos medios. El doctor Bondar, ante tanta contundencia en contra de su defendida, recusó. Fue una estrategia procesal. No le quedó otra”

-“Es una lucha noble defender a las mujeres de tanta violencia que sufren. Pero pido que Victoria o Lovera sean condenados si es que fueron culpables, no por cuestión de género. Ella no es culpable por ser mujer. Y Lovera tampoco es culpable por ser hombre”



CRIMEN DE SELENE

BONDAR: "ESTOS NO SON JUECES Y FISCALES. SON BARRABRAVAS"




     Roberto Bondar, abogado de Victoria Aguirre, una de las imputadas por el crimen de su pequeña hija Selene hace dos años y medio en Oberá, dialogó con la emisora local FM Oxígeno y no ahorró adjetivos calificativos para referirse al trío de jueces que recusó y a la fiscal actuante. Insistió, además, con la inocencia de su defendida y dijo no tener dudas de que Rolando Lovera es el asesino de la nena. Estas son sus definiciones más sustantivas:

-“Recusé al Tribunal Penal (integrado por los jueces Lilia Avendaño, Francisco Aguirre y José Pablo Rivero) porque no cumplieron ni las más mínimas normas del código procesal penal. No tuvieron objetividad y fueron parciales. Ellos y la Fiscal (Estela Salguero) se portaron como barrabravas del club Nueva Chicago. Su único interés fue hacer cualquier pero cualquier cosa para condenar a Victoria (Aguirre)”

-También recusé a uno de los integrantes del Tribunal Ad Hoc porque tengo enemistad manifiesta con él. Con Julio Carvallo no nos podemos ni ver desde el caso “Marilyn” Bárbaro, cuando yo defendía a Rubén Schming  y el saltó por su sobrino Matías Ortíz. Si nos vemos, ni nos saludamos. En cualquier circunstancia Carvallo va a fallar en contra de los intereses de mi defendida”.

-“Existe un video en el que aparecen imágenes contundentes. Se ve a Rolando Lovera, a Victoria Aguirre y a la nena entrando en la arenera “Simon” (donde trabajaba él). Las cámaras de seguridad captan cuando entran con Selene viva. La nena va agarrada del cuello de la mamá. Lovera entra con una frazada. Lovera agarra a la nena y la lleva a un galpón. Apaga la luz y se queda observando. Sale con la nena envuelta en la frazada. Ahí Selene ya estaba muerta. De ahí fueron al hospital. Me toca defender a muchos policías de la provincia. Ellos me asesoraron y me dijeron que en las imágenes Lovera tiene la típica actitud del depredador, presto a asesinar. Sin embargo el Tribunal dictaminó específicamente que esas imágenes no fueran admitidas en el juicio. ¿Por qué? “

-“Hay una pericia psiquiátrica-del doctor Flores-que determina que Lovera tiene doble personalidad y ausencia de sentimientos de culpa”

-“El testimonio del doctor Krimer, reconocido psiquiatra, no fue tenido en cuenta por pedido expreso de la fiscal Salguero. El estado psicológico de Victoria, en el tribunal, no le importó a nadie”.

-“Creo-esto es una opinión personal-que el Tribunal está siguiendo una directiva política. No les gustó nada que vengan observadores nacionales al juicio. Ni que venga una exjueza ni integrantes del Consejo Nacional de la Mujer. Acá la Justicia está acostumbrada a hacer cualquier cosa y no les gusta que los controlen”.

-“En la pericia psicológica a Victoria se destaca que sorprende su pasividad y su comportamiento de niña. Hablan de “puerilidad”(comportamiento propio de un niño). Victoria estaba en un estado psicológico que hacía que fuera imposible que reaccionara. La persona que no conoce nada de estas cuestiones psiquiátricas opina livianito cuestionando porque la mamá no reaccionó, porqué no defendió a su hija, o pidió ayuda o se escapó. Sencillamente, por su estado mental, no podía hacerlo”

-“A los testigos no los dejaban ni terminar una frase. No podían hablar”.

-“Todo esto que te conté en el Tribunal no trascendió porque a los jueces y a la fiscal ni les interesó saber nada. Partieron de la postura que Victoria debió comportarse de otra manera y punto”

-“En mis veinte años de abogado jamás vi a estos jueces y a esta fiscal actuar de esta manera, como ahora en este juicio”.

-“¿Cómo sigue esto? Nada se va a definir hasta después de la feria judicial” (el lunes 24 de julio)

-“Más adelante voy a plantear un jury de enjuiciamiento contra la doctora Salguero”.

-“Si condenan a Victoria Aguirre se van a cometer dos crímenes. ¿Condenar a una inocente a cadena perpetua? Sería una bestialidad”

-Para mí esto no es un femicidio vinculante. Es un homicidio en el que Lovera mató por placer”.





viernes, 14 de julio de 2017

ENCUESTA: LA GESTIÓN DE FERNÁNDEZ EN OBERÁ GENERA MÁS DISCONFORMISMO QUE ACEPTACIÓN: APOYO AL “ORDENAMIENTO” POST-RINDFLEISCH Y CRÍTICAS AL “ABANDONO DE LOS BARRIOS”---SOSTÉN CASI TOTAL DE RENOVADORES, FUERTE ADHESIÓN DE PERONISTAS, MARCADA OPOSICIÓN DE RADICALES Y APLASTANTE DESCONTENTO DE CIUDADANOS INDEPENDIENTES-MAYOR RECHAZO ENTRE MUJERES QUE ENTRE HOMBRES


----------------------------------------------------------------
-Tamaño de la muestra: 374 casos

-Días miércoles 12, jueves 13 y viernes 14 de julio de 2017

-Habitantes de la ciudad de Oberá, mayores de edad, hombres y mujeres

-Data recogida vía sms enviados al programa de radio ”Mejor hablar de ciertas cosas”, por FM Oxígeno de Oberá y votos a través de la cuenta personal del periodista Walter Anestiades en la red social Facebook (público y chats privados)

-Pregunta ¿Cómo evaluás la gestión de Carlos Fernández como intendente de Oberá en los 19 meses que lleva en el cargo? (diciembre de 2015-julio de 2017)

-Opciones de respuestas: Buena, Regular y Mala

Data general: Sobre 374 votos

-229 eligieron opción REGULAR (61,2%)

-83 eligieron opción MALA (22.2%)

-62 eligieron opción BUENA (16,6%)

El desglose:

-De los 229 que optaron por REGULAR, 67 dijeron que era REGULAR TIRANDO A MALA y 39 dijeron que era REGULAR TIRANDO A BUENA-123 se mantuvieron en REGULAR sin más especificaciones

-Los votos sumados de BUENA + REGULAR TIRANDO A BUENA dan 101 (27%)

-Los votos sumados de MALA +REGULAR TIRANDO A MALA dan 150 (40,1%)

-Los votos de la opción REGULAR quedarían en 123 (32,8%)

-De los 374 casos, 291 argumentaron su voto

-El argumento mayoritario del apoyo total o crítico responde a la “capacidad de ordenar las cuentas y la vida de la ciudad tras la gestión de su antecesor Ewaldo Rindfleisch” (77% de los casos)

-El argumento mayoritario del rechazo total o parcial responde al “abandono de los barrios” (91% de los casos)

-APOYOS Y RECHAZOS EN VOTANTES CON MILITANCIA PARTIDARIA Y ENTRE CIUDADANOS INDEPENDIENTES

-Entre los renovadores (el partido de Fernández), la adhesión es casi total (93,5%)

-Entre los peronistas la adhesión se impone al rechazo (el 68% de los peronistas apoyan y el 32% rechazan)

-Entre los radicales el rechazo se impone a la adhesión (el 88% rechaza y el 12% apoya)

-Entre gente del PRO, socialistas, simpatizantes de Trabajo y Progreso e izquierdistas, el rechazo se impone levemente al apoyo (52 a 48%)

-Entre los ciudadanos independientes (sin declarada simpatía o militancia por partido político alguno), es alto el nivel de rechazo (90%) y muy bajo el de adhesión (10%)

-APOYOS Y RECHAZOS POR GÉNERO

-Entre las mujeres el rechazo total o parcial (73%) se impone claramente al apoyo total o crítico (27%)

-Entre los varones el rechazo total o parcial (54%) se impone  ajustadamente al apoyo total o crítico (46%)




      
       DE LA OBERÁ DE "TICHA" A LA OBERÁ DE "TINY" 

      



     Apenas radicado en Oberá, hace más de doce años, me topé con una protesta social. Mucha gente secundaba a una señora en un pedido de justicia. La señora era Juana “Ticha” Bárbaro y el pedido de justicia era por el crimen perpetrado contra su hermana “Marylín”, un año antes. Me satisfizo ver que en la ciudad a la que acababa de subirme-literalmente-las personas luchaban por sus derechos. Después lo supe. Me equivoqué. Lo que hacía “Ticha” no era la regla. Era la excepción. 

     Este 9 de julio Oberá cumple 89 años de vida. Junto con la Patria. Como es habitual los festejos se parecerán a esa mujer que sufre mucho pero que el día de su cumpleaños se maquilla para estar lo más linda posible. Al otro día su realidad será la misma. Es el segundo gran problema de Oberá; su realidad siempre es la misma. Derivado de su primer gran problema: casi nadie mueve un dedo para intentar modificarla. 


     “Casi”, escribí. Hay llaneros solitarios, claro. Entre ellos un grupo de la juventud radical liderados por Mariana “Tiny” Jacquet. Junto a ella su hermano Joaquín, Mauricio Schieve, Leandro Boniuk, y otros. Hablan, se mueven, peticionan a las autoridades y luchan por el bienestar colectivo en una ciudad en la que sus mayores son mudos, se quedan quietos, a las autoridades no les hacen ni cosquillas y mientras su bienestar personal se mantenga firme, la batalla por el progreso de sus prójimos se la dejan cómodamente a Dios. 


     Es esperanzador ver y oír que muchachos y chicas de veinte años vayan a las radios, a la televisión, divulguen comunicados, caminen por los barrios e insistan en ser recibidos por el intendente, por los concejales, por los diputados, por los ministros y hasta por el gobernador. Lo hacen tratando de ayudar a gente ignorada por el estado. Con una sólida educación personal y en el marco de la ley. Y lo hacen en una ciudad-y en una provincia-en la que cualquiera sabe que los funcionarios renovadores tienen problemas con eso de escuchar al otro. Sobre todo si el “otro” no es “del palo”. Con un hermetismo frente al periodismo crítico que es toda una política de estado. 


     Es lo que hacía “Ticha”. 


     A la hermana de “Marilyn” nunca se le pasó por la cabeza reclamar justicia de otro modo que no sea en el marco de la ley. Y menos se le pasó por la cabeza abandonar la lucha. Aún viendo diezmados sus apoyos y agobiada hasta la muerte por su despareja lucha contra ese poder feudal que la mayoría de los misioneros ratifica en cada comicio. “Ticha” partió de este plano de existencia sin siquiera tener la información de una fecha para el comienzo del juicio oral por el crimen impune de su hermana. “Tiny” lucha rodeada de la misma indiferencia. Frente a un Poder que conoce bien a fondo lo laxo que es el pueblo que maneja. Pero los pibes radicales van y van. Y van. 


     Uno no conoció a los pioneros de Oberá pero se puede intuirlos. Venir de Europa, cruzar el océano para radicarse en un monte, con un clima diametralmente opuesto al de casa, sin saber el idioma y tener que arrancar de la nada…Seguro que aquellos primeros habitantes precisaron muchas cosas pero todo lo que hicieron nació de la garra, de las ganas de ser alguien, de forjarse un destino, de hacerle caso a San Agustín cuando le decía a Dios “Señor, vos ocupate de lo imposible, que de lo posible me ocupo yo”. 


     ¿Qué pasó en el medio? ¿Cómo fue que sus nietos y bisnietos se quedaron quietos? No lo vamos a saber. En Oberá el club más popular no es ni Boca ni River. Es el club del silencio. El mismo silencio de la Oberá de “Ticha”. El mismo silencio de la Oberá de “Tiny”. Ninguna se achicó. Solo que a una se le fue el tiempo y a la otra la queda mucho. 


     “Ninguna persona es una isla; la muerte de cualquiera me afecta, porque me encuentro unido a toda la humanidad; por eso, nunca preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti”, escribió el poeta inglés John Donne hace cuatro siglos. Que en este nuevo cumpleaños las campanas de Oberá doblen por “Ticha”. Por “Marilyn”. Por “Nina “ Somariva. Por Mario Golemba. Por los muertos que claman por justicia. 


     “Tiny” Jacquet, Adelina González, Ramón Escobar, Eduardo Jacquemín, “Pepe” Tarditti, Juana Alfaro, “Koki” Duarte, Zulma Quintana, Orlando Flosi, Norma Kononczuk, Erardo Schdmit, Juan Stupnicki, Juan Carlos Pacheco, Miguel Angel Morales, José Fabio, Clovis Kurtz, Walter Bravo, César Correa, Héctor Henrikson, Lisandro Morel, Roberto Bondar, Héctor Dalmau (padre e hijo), Mirtha Okseniuk, Daniel Alberto Galván, Silvia Jordán, Erik Barney, Oscar Flores, Damián Okuda, Fabián Zimermann, Nicolás Aguilar y muchos otros viven en Oberá y la viven de pie. Defendiendo su dignidad contra quién venga por ella. Son ciudadanos. 


     Y yo también… 

domingo, 2 de julio de 2017

    YO SÉ QUE AHORA VENDRÁN 
          CARAS EXTRAÑAS…



     “Yo sé que ahora vendrán caras extrañas
Con su limosna de alivio a mi tormento,
Todo es mentira, mentira es el lamento...
Hoy está solo mi corazón!...”

(“Sus ojos se cerraron”, tango compuesto en 1935 por Carlos Gardel y Alfredo Le Pera)

     Como en cada comicio, los canales de televisión, las emisoras de radio, las páginas de los diarios impresos y los digitales y las redes sociales, se poblarán de personajes que manifestarán estar “preocupados” por la situación de Oberá, de Misiones o del país y que forman parte de un “proyecto” que podría traer algo de freno a tanta malaria e, incluso, la tan ansiada prosperidad. Bienvenida sea la participación, pero ¿por qué no se los ve, ni se los escucha ni se los lee preocupados por lo mismo un día cualquiera, de esos que están bien lejos de alguna elección y en los que los pocos ciudadanos que luchamos por nuestros derechos nos sentimos tan solos como Carlitos Gardel cantando “Sus ojos se cerraron” en  la película “El día que me quieras”?

     Política es algo que se hace todos los días. Lo otro tiene la forma del oportunismo, está en el lugar del oportunismo, huele a oportunismo y suele servir para aprovechar una oportunidad. Así que debe ser oportunismo nomás.

     En Misiones la renovación juega sola. Bastante en contra del combate al feudalismo juegan ya esos dirigentes opositores que deberían tomar ácido fólico, los otros opositores cuyo copyright pertenece a Carlos Rovira, los tartufos que habitan en cada edificio municipal, el periodismo que hace pasar propaganda por información y tanto sumiso sin causa, como para pretender que alcanzará con noventa días de “rebeldía” para cambiar las cosas.

     Por supuesto que existen aquellos cuya postulación es una consecuencia lógica de su accionar político cotidiano. Pero son muy pocos. La batalla es muy desigual.

      Étienne de La Boétie fue un escritor y político francés que vivió, poco pero intensamente, en el siglo XVI. Observó que el Poder no crea la obediencia, sino que la obediencia crea el Poder. Su teoría sobre la servidumbre voluntaria debería ser más tenida en cuenta por estas latitudes.

     Pero así es en cada elección. Demasiadas caras extrañas que aparecen ahora para desaparecer después, dejando en cada municipio y en la provincia un espectáculo espantoso.

     El de ver siempre las mismas caras,  gobernando…






     

miércoles, 7 de junio de 2017

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE         ERNESTO...KUBSKI 


     Con Ewaldo Rindfleisch en el juego grande de Posadas y manejando una “caja” mayor que cuando era alcalde, el poder de su amigo Ernesto Kubski en Oberá se entronizó. ¿Quién es? Es el dueño de la empresa “Capital del Monte”, monopólica prestadora del servicio de transporte urbano y uno de los dueños de la ciudad. 

     Como el hoy Director provincial de Arquitectura, Ernesto hace, literalmente, lo que se le da la gana. Sin controles. Ni políticos. Ni judiciales. Ni mediáticos. 


     Misionescuatro ha publicado durante años las acciones que Ernesto y su empresa fueron llevando adelante. Cada vez que pidió, obtuvo. Cada vez que se negó a que algo pase, no sucedió. Jamás conformación alguna del Concejo Deliberante se opuso a sus deseos. Ni cuando los ediles eran cinco ni ahora que son nueve. Todas las veces que solicitó aumento del boleto se le concedió y por unanimidad. Desde que el peronismo se quedó sin concejales en el año 2007, el parlamento obereño no volvió a ser testigo de un voto en contra de los intereses de la empresa de Ernesto. Aunque chocaran con los intereses del pueblo. De hecho resulta difícil de comprender por qué, con concejales así, “Capital del Monte” necesita contratar abogados. 


     Beneficiaria de un contrato que apareció oportunamente cuando se terminaba el otro, la política se desligó de su trabajo de investigar el asunto y dejó todo en manos de la justicia. Que quizás se expida cuando el nieto de Ernesto maneje la empresa. “Pará, pará, pará. ¿Vos me estás diciendo que un municipio firmó un contrato de extensión del servicio de colectivos con la empresa que es la única que lo presta y nadie estaba enterado?”, preguntaría acaloradamente Alejandro Fantino. ¿Respuesta? Sí. 

     Durante años los concejales de Oberá declararon en los medios de comunicación que “Capital del Monte” no recibía subsidios al combustible por parte del estado nacional, a diferencia de las posadeñas del mismo rubro. Postulaban que tal acto de “discriminación” (ese término usaban) era suficiente para justificar cada pedido de aumento del boleto. Hasta que un par de integrantes de las juventudes políticas universitarias de Oberá le contaron a Misionescuatro que eso era mentira. Efectivamente, la empresa obereña recibía-y desde hacía mucho-subsidios al combustible. ¿Los concejales lo ignoraban o mentían? Cómo mínimo, debían saberlo. Era información de dominio público que estaba en internet. ¿Dieron alguna explicación? Nunca. 


     Cuando se pregunta a los concejales actuales porqué no se implementa el derecho de los jubilados a viajar gratuitamente en colectivo-consagrado en la Carta Magna de la ciudad-contestan que la empresa no está en condiciones económicas de subsidiar el viaje de los jubilados. Respuesta que se oiría bien en boca de Ernesto o de algún otro de la empresa, pero que en boca de un representante del pueblo suena fuera de lugar. 


     El número de líneas y la cantidad de boletos vendidos son condición sine qua non para otorgar los aumentos. Sin embargo, ni el intendente ni los concejales han controlado si los datos que tienen, que se los brinda la propia empresa, son ciertos. Aún así homologan los aumentos de boleto. ¿Quién fiscaliza? 


     Hace años que cinco choferes que en su momento fueron despedidos, vienen peleando por su reincorporación. Que aún no lograron. Incluso, con fallos judiciales a favor. 


     Ni el alcalde Carlos Fernández ni ningún funcionario público desafía el poder de Ernesto en Oberá. Eran cotidianas las quejas mediáticas de los usuarios del transporte urbano. Asientos rotos, ventanas que faltaban, recorridos alterados sin aviso previo, cambio de frecuencias horarias. Falta de cambio o redondeo a favor de la empresa. 


     Llamativamente, y coincidiendo con el momento en que la empresa pautó publicidad en algunos medios, las quejas desaparecieron. Y no debe ser porque ahora los colectivos en Oberá funcionen mejor que el metro de París. 

     En 1895 Oscar Wilde escribió “La importancia de llamarse Ernesto”, una comedia de enredos que hizo reír a toda Inglaterra. Con una trama que sorprende a cada rato. 


     En el siglo XXI “La importancia de llamarse Ernesto” tiene su traslasión obereña. 


     Pero esta versión ya no sorprende a nadie

sábado, 3 de junio de 2017

     LA JUVENTUD MARAVILLOSA DE OBERA


     Arrancaba la década del setenta cuando Juan Domingo Perón, todavía exiliado en Madrid, dirigía un mensaje a los argentinos que comenzaba diciendo: “Tenemos una juventud maravillosa, que todos los días está dando muestras inequívocas de su capacidad y grandeza”. Pues bien, en la Oberá de hoy existen jóvenes merecedores de los mismos elogios.

     Sólo que no son peronistas. Son radicales.

     Mariana “Tiny” Jacquet, su hermano Joaquín, Mauricio Schieve y otros integrantes de la Juventud Radical de Oberá hablan, se mueven, peticionan a las autoridades y luchan por el bienestar colectivo en una ciudad en la que sus mayores son mudos, se quedan quietos, a las autoridades no les hacen ni cosquillas y mientras su bienestar personal se mantenga firme el progreso del colectivo es cosa de Dios.

     Es esperanzador ver y oír que muchachos y chicas de veinte años vayan a las radios, a la televisión, divulguen comunicados, caminen por los barrios e insistan en ser recibidos por el intendente, por los concejales, por los diputados, por los ministros y hasta por el gobernador. Lo hacen tratando de ayudar a gente ignorada por el estado. Con una educación personal plausible y en el marco de la ley. Y lo hacen en una ciudad-y en una provincia-en la que cualquiera sabe que los funcionarios renovadores tienen problemas con eso de escuchar al otro. Sobre todo si el “otro” no es “del palo”.

     La puesta en funcionamiento del laboratorio del IPS, que al nuevo hospital Samic dejen de “inaugurarlo” cada dos años  y colabore con su agobiado hermano hospital de enfrente de una buena vez, las extremas necesidades de la periferia o que la ciudad tenga un servicio de transporte urbano moderno y transparente, son algunos de los temas que los chicos radicales tienen en su radar.

     A ver si ponemos las cosas en contexto. Son acciones que se destacan sobremanera ante la inacción de toda la oposición obereña. La renovación juega sola y desata internas feroces mientras, orgánicamente,  los partidos políticos no abren la boca ni para bostezar. Hay llaneros solitarios que denuncian tanta injusticia perpetrada, claro. Pero nada más. En Oberá el club más popular no es ni Boca ni River. Es el club del silencio.

     “¡Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro...
y a veces lloro sin querer.!”

     Así escribió Rubén Darío un poema que nos invita a saber aprovechar tantas ganas de meterse en algo.



     Para combatir tantas ganas de no meterse en nada.  

jueves, 11 de mayo de 2017

                       EL BESO DE CHAVES 

     Como la demagogia no pasa de moda algunos analistas de la realidad misionera postulan en público que es la vetusta ley de lemas la que mantiene a la renovación en el Poder. No se animan a adjudicarle a la sociedad la insoslayable responsabilidad que tiene. El fenómeno de la llegada, la permanencia y la entronización de los señores feudales de la provincia es más complejo que la dicotomía ley de lemas sí vs ley de lemas no. Que ayuda, por supuesto, y por eso no la cambian. Pero un partido político no obtiene entre el 50 y el 85% de los votos ni se queda con el ciento por ciento de los municipios (caso único en el país de hoy) porque un sistema electoral lo favorece. Lo logra porque ha sido hábil para crear una estricta dependencia hacia él. Y porque encontró un electorado dispuesto. El entramado de los feudos obliga al analista a no soslayar el desarrollo de una red de complicidades sociales que a la hora de generar el indispensable caudal de voto cautivo, suele ser aún más eficaz que el miedo.

     En Misiones no hay nada que se pueda decir y no hay nada que se pueda hacer para cambiar la dirección del voto de muchísimos habitantes que, mientras el hueso tenga un poquito de carne, seguirán moviendo la cola de contentos.

     Por eso la renovación se puede dar el lujo de haber transformado los comicios a intendente en una mera interna partidaria. Setenta y cinco  internas partidarias.

     Los ambiciosos saben que la renovación es, desde hace rato y lo es aún, la mejor garantía para competir en las elecciones para alcaldes y concejales mientras los otros partidos y sus candidatos solo participan.

     Lo sabe Carlos Fernández, intendente de Oberá. Lo sabe Ariel Chaves, titular del Concejo Deliberante de Oberá. Lo saben muchos. “No importa que el gato sea blanco o negro. Lo importante es que cace ratones”, decía el líder chino Deng Xiaoping. Y la renovación, si en algo se destaca, es en cazar ratones.

    Desde la centralidad del partido observan con preocupación que Fernández se las arregló para tener un grado de adhesión personal a su candidatura que podría-así en potencial-impulsarlo a hacer la “gran Rindfleisch”. En 2007 el ahora director de arquitectura provincial dejó el partido, se postuló por el Frente para la Victoria y le dio una paliza electoral a toda la renovación junta, incluído el hoy gobernador Hugo Passalacqua.

    Muchos obereños sienten ternura por el pediatra Fernández que nunca alza la voz, que no se aparta de su tono campechano, que sonríe naturalmente y que trajo al mundo a una gran cantidad de muchachos y chicas que hoy ya crecidos pasean  con sus barbas o con sus minis por toda la ciudad. En los pueblos y en las pequeñas ciudades eso no se olvida. Ser un médico tan cercano a los afectos, a diferencia del modo distante en que la profesión se ejerce en las grandes urbes, genera simpatías inolvidables. Genera mucho prestigio.

       La consigna es clara. Hay que eclipsar a Fernández. El intendente renovador más cercano al PRO que tiene la provincia. Uno que podría no necesitar de la renovación para ganar en su municipio.

      Si para algunos, después de la experiencia Rindfleisch, Fernández es una suerte de mesías, se precisa un Judas.

      Ariel Chaves se parece más a Carlos Fernández de lo que él cree. También es médico (y de los buenos). También arrastra fama de “buen tipo”. También se hizo renovador porque le convenía para “llegar”. Aunque no es tan hábil como Fernández para parecer menos ambicioso de lo que es. A él se le nota más.

     ¿Cómo potenciar a Chaves y, a la vez, esmerilar a Fernández?  Utilizar los servicios del “titismo residual” pasó a ser fundamental.

     ¿Qué es el “titismo residual”? Se trata de la cohorte de lacayos que sirvieron de un modo muy obediente al exalcalde Ewaldo “Tito” Rindfleisch. Un grupo de dirigentes sociales, empresarios, organizaciones intermedias, operadores judiciales  y periodistas que hace un par de años apostaron fuerte a la candidatura de Daniel Behler, el delfín de Rindfleisch, para continuar al comando del territorio comunal. Pero Fernández los masacró con votos. La clase media obereña, la que marca los humores de la sociedad y define cada comicio, hizo del  pediatra su nuevo referente.

     Cualquiera que viva en Oberá podrá darse cuenta de los “milagros” que desde el diez de diciembre de 2015 se vienen produciendo en la ciudad. Personas que durante doce años fueron ciegas, ahora ven. Personas que durante doce años fueron sordas, ahora oyen. Y personas que durante doce años fueron mudas, ahora hablan.

     En los últimos meses el hoy alcalde de Oberá ha debido lidiar con una radicalización de la protesta social que es inédita en los últimos tres lustros. Una toma de la municipalidad. Un intento de hacer lo mismo. Una marcha, neutralizada a tiempo, que se dirigía al domicilio particular de Fernández. Toma de espacios públicos. Usurpación de terrenos privados. Intentos varios de hacer lo mismo. Todo tan “espontáneo” como una pelea mediática de los jurados del “Bailando…” de Tinelli.

     Rindfleisch tenía destreza política y recursos para disciplinar o cooptar a quiénes podían controlar la protesta social. Fernández no tiene ninguna de las dos cosas.

     La opereta de algunos medios de comunicación locales es hasta risueña por su obviedad. Después de doce años de desparramar “Lexotanil” para garantizar el letargo, ahora reparten bebidas energizantes. Fernández no puede darles la pauta que les daba Rindfleisch, hecho que provocó que haya periodistas que volvieron al periodismo.

     Ariel Cháves no pasa un día sin proclamar su independencia del ejecutivo local y no pierde oportunidad de brindar ante cada micrófono que le acercan-y se lo acercan seguido-un curso acelerado de las teorías de Montesquieu sobre el “checks and balances” (controles y contrapesos). Todo retórico. Todo sanata. Pero que sirve para posicionarlo ante quiénes reciben propaganda como si fuera información.

     Fernández es un administrador del status quo. Está claro que él no llegó al poder para encarar ninguna revolución. De hecho no tocó-ni va a tocar-ningún negocio directo de su antecesor, que bien protegido está por la corona. Pero con él en la alcaldía algunos perdieron privilegios. Y los extrañan mucho.

     Con la disputa por el poder reducida a una interna renovadora, Oberá da para todo. Hasta para una pelea entre lo malo y lo peor.
   
      Obnubilados por la nostalgia por Rindfleisch, algunos se olvidan aquella recomendación de Napoleón Bonaparte: “Nunca interrumpas a tu enemigo mientras está cometiendo un error”. No advierten que tienen a su favor los errores no forzados del propio  Fernández.

     Otoño de 2017. La ciudad de Oberá no se desarrolla, sigue tan postergada como siempre  y el único cambio es que ahora a algunos las injusticias empezaron a importarles. Carlos Fernández se dedica exclusivamente a recaudar para ordenar el desparramo financiero que le dejó Rindfleisch. Que es renovador como él, aunque a veces hable como si el arquitecto perteneciera al Partido Socialista Obrero español. Y en medio de eso la política la hace un solo partido porque el resto, orgánicamente,  ni siquiera se anima.

     Judas besó al Mesías antes de entregarlo.
     Hoy se usa un abrazo.


viernes, 5 de mayo de 2017

¿CÓMO LLEGARON LOS ACTUALES JUECES DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA A LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA?


-Juan Carlos Maqueda: llegó a la Corte en diciembre de 2002 y fue nombrado-y propuesto-por el Pte Eduardo Duhalde.

-Elena Highton de Nolasco: llegó a la Corte en junio de 2004 y fue nombrada por el Pte Néstor Kirchner. La había propuesto el entonces Jefe de Gabinete Alberto Fernández.

-Ricardo Lorenzetti: llegó a la Corte a fines de 2004 y fue nombrado por el Pte Néstor Kirchner. Lo habían propuesto la entonces senadora nacional Cristina Kirchner y el entonces Secretario de Legal y Técnica Carlos Zannini

-Horacio Rosatti: llegó a la Corte en diciembre de 2015. Fue nombrado-y propuesto-por el Pte Mauricio Macri.

-Carlos Rosenkrantz: llegó a la Corte en junio de 2016 y fue nombrado-y propuesto- por el Pte Mauricio Macri.

Uno llegó con Duhalde, dos con el kirchnerismo y dos con Macri